miércoles, 3 de abril de 2024

Biomarcadores cutáneos en bebés pueden predecir alergias alimentarias

El abordaje de las anomalías de la barrera cutánea de manera precoz, mediante biomarcadores, es uno de los retos que pretenden superar científicos norteamericanos y contribuir de esta forma a la prevención de alergias alimentarias infantiles.

Las alergias alimentarias son frecuentes en niños, pudiendo ser graves o incluso fatales en ciertos casos. En este terreno, investigadores de National Jewish Health de Denver (EEUU) están trabajando sobre un programa de prevención de alergias alimentarias y han logrado identificar, hasta ahora, una serie de predictores tempranos, o biomarcadores, de la afección.

En concreto, los investigadores de National Jewish Health desarrollaron una técnica de muestreo con cinta cutánea, no invasiva y suave apta para los menores. Las proteínas superficiales de la piel y los lípidos se unen a la cinta que se extrae a continuación para estudiar los detalles de lo que se encuentra en la piel. Los niños fueron monitoreados clínicamente hasta que cumplieron dos años para ver si desarrollaban alergias, tal como se expone en ´Journal of Allergy & Clinical Immunology´.

"Sabemos que el sistema inmunológico debajo de la piel altera la barrera cutánea. Con nuestras cintas cutáneas indoloras, podemos observar si las proteínas que se encuentran en la superficie de la piel son anormales", explicó el prof. Evgeny Berdyshev, investigador de National Jewish Health y primer autor del estudio. "Si hubiera lípidos y proteínas anormales en la piel, sería una señal temprana de lo que eventualmente puede conducir a dermatitis atópica y alergias alimentarias".

"En última instancia, queremos identificar a las personas en riesgo de sufrir alergias alimentarias y abordar las anomalías de la barrera cutánea de manera temprana para prevenir el desarrollo de estas afecciones", expuso, por su parte, el Dr. Donald Leung, jefe de la División de Alergia e Inmunología Pediátrica del Departamento de Pediatría del National Jewish Health y autor principal del estudio. 

"Este es sólo el primer paso", agregó el Dr. Leung. "Ahora disponemos de un biomarcador para la dermatitis atópica y la alergia alimentaria: la anomalía son lípidos, microbios y proteínas anormales".

Los investigadores están realizando pruebas a bebés recién nacidos para determinar si se puede prevenir esta anomalía. "Aplicamos una crema lipídica en la piel de los participantes del estudio, para que pueda penetrar la piel e infundirle ácidos grasos. Estamos trabajando para desarrollar una crema antiinflamatoria como resultado de este estudio", concluyó el Dr. Leung.

Berdyshev E, Kim J, Kim BE, Goleva E, Lyubchenko T, Bronova I, Bronoff AS, Xiao O, Jang S, Shin S, Song J, Kim J, Kim S, Park B, Kim K, Choi SJ, Oh SY, Ahn K, Leung DYM. Skin biomarkers predict the development of food allergy in early life. J Allergy Clin Immunol. 2024 Mar 3:S0091-6749(24)00229-X. doi: 10.1016/j.jaci.2024.02.014.

Fuente: https://www.immedicohospitalario.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Confirman si sufrir Covid aumenta el riesgo de asma en niños

Un gran estudio retrospectivo en 27.000 niños evalúa el peso del SARS-CoV-2 en patologías respiratorias A raíz de la pandemia de la Covid-19...