Ir al contenido principal

Habría que incluir el asma entre los factores de riesgo clásico de la enfermedad coronaria

Varios son los estudios que han demostrado, recientemente, que el asma de inicio en edad adulta se asocia a un riesgo elevado de desarrollo de enfermedad coronaria. Hablamos con César Picado, quien habló sobre ello en el marco del 51º Congreso Nacional SEPAR.
Ya desde hace algunos años se llevan realizando una serie de estudios para ver qué relación puede haber entre asma y enfermedad coronaria. "Hay una serie de trabajos realizados, de estudios epidemiológicos, que demuestran claramente que el asma, sobre todo el de inicio en edad adulta, que afecta a mujeres y el asma no controlada, es un factor de riesgo para desarrollar isquemia coronaria, angor o infartos.
Y eso está claramente demostrado", explica César Picadoneumólogo del Servicio de Neumología y Alergia Respiratoria del Hospital Clínic de Barcelona y miembro de SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica), quien añade que "también hay una serie de observaciones clínicas que demuestran que algunos enfermos con patología coronaria que tienen asma, sobre todo cuando hay una inflamación eosinofílica, es decir, hay abundantes eosinófilos en sangre, son pacientes que tienen más predisposición a desarrollar enfermedad coronaria".
A día de hoy, se sabe que hay una relación entre cuántos más eosinófilos en general más frecuencia de patología coronaria. "Este es un hecho importante porque -detalla César Prieto- si es así, habría que incluir el asma entre los factores de riesgo clásicos de la enfermedad coronaria", situándola al nivel de otros factores de riesgo como pueden ser la hipertensión, la obesidad, el colesterol alto o la diabetes. Si el asma se considerase otro factor de riesgo, supondría que el cardiólogo tendría que preguntar al paciente si tiene asma y si está bien controlada a no, "ya que además de recomendar que disminuya su colesterol, que haga ejercicio o que pierda peso, tendrá que pedirle un buen control de la misma". Esta asociación se ha demostrado ya con unos 10-12 estudios epidemiológicos.
Arterioesclerosis y vasoespasmo
La enfermedad coronaria puede ser motivada, en la mayoría de los casos por un problema de arterioesclerosis coronaria, sin embargo, también hay pacientes con enfermedad coronaria que no se demuestra que tengan los vasos obstruidos. En estos casos, nos encontramos con pacientes con vasoespasmo. "Algunos estudios recientes demuestran que, primero, el asma predispone a la arterioesclerosis", detalla el neumólogo, quien prosigue: "Se ha estudiado, mirando a las carótidas, que los enfermos, sobre todo mujeres mujeres asmáticas con asma en inicio en la edad adulta, tienen predisposición a desarrollar arterioesclerosis en frente de al grupo control no asmático".
Además, hay estudios que demuestran que hay un grupo de pacientes asmáticos, sobre todo aquellos que tienen rinosinusitis y pólipos y que tienen un fenómeno que se determina intolerancia a los AINEs, "acostumbran a tener un asma de inicio en la edad adulta y hacen vasoespasmo".
A partir de aquí, existe la posibilidad de que la relación entre corazón y asma esté motivado por dos razones:."Por un lado, que el asma favorece el desarrollo de la arteroesclerosis y, por otro también, se asocia a este vasoespasmo.Lo cual explicaría en cierta manera porque el asma es un factor de riesgo para de desarrollar enfermedad isquémica", detalla César Prieto.
Investigación
El de la investigación es un tema que no puede faltar al hablar con este especialista, quien opina que estamos en España "estamos en una fase bastante crítica, porque ha habido muchos recortes en los fondos para la investigación". Según Prieto, si no se soluciona, "este será un grave problema a medio y largo plazo, pues la investigación es lo que da perspectivas de futuro a un país".
"Los médicos tienen su tiempo limitado y hacer investigación se convierte en una utopía", subraya el neumólogo, quien asegura que se necesita financiación para pagar a gente que pueda dedicarse más a la investigación: "Las becas de investigación en España son para material fungible, para reactivos o un aparato, pero no hay dinero para personal. Y así es muy difícil. Si no cambia esto, en el futuro cada vez será más complicado". Todo ello conlleva que "la gente se desanime".
La Neumología en la sociedad
Preguntado acerca de la situación de la Neumología en la sociedad, César Picado reseña que es una "especialidad que siempre ha tenido dificultades". Según el experto, el primer motivo reside en el propio nombre, "que no acompaña", y el segundo, "porque las enfermedades neumológicas se ven poco atractivas". En este sentido, detalla que se ha asociado mucho la EPOC con la Neumología, "pero en realidad es una especialidad que tiene muchas enfermedades complicadas y muchas técnicas". Pone como ejemplo la fibroncoscopia clásica, las técnicas adicionales para el diagnóstico del cáncer, las apneas obstructivas del sueño, la ventilación domiciliaria en pacientes con enfermedades en la caja torácica, entre otras. "En definitiva, hay una visión a veces muy reduccionista de lo que es la especialidad".
Para superar este escollo, y mejorar la imagen de la Neumología, César Picado aboga por "apostar por los estudiantes de medicina". Para ello, es muy importante que los jóvenes vean neumología moderna: "Es muy importante que en la enseñanza de grado de los estudiantes haya una buena enseñanza de Neumología, y eso se consigue con que los neumólogos sean profesores de la Universidad".
Fuente: 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Guarda tu dinero: los tests de intolerancias alimentarias no tienen respaldo científico

En el mundo de la alimentación y el sector de lo saludable, a veces no es fácil distinguir qué cosas tienen una base científica sólida y qué cosas no la tienen y por tanto suponen un gasto innecesario. 

Un ejemplo son los tests de intolerancias alimentarias, muy de moda en clínicas privadas, centros de estética e incluso farmacias: pruebas que, por un módico precio, nos dicen supuestamente qué alimentos no nos sientan bien a cada uno y nos ayudan, en teoría, a comer mejor para encontrarnos mejor. Pero la verdad es que la mayoría de estas pruebas no tienen una base científica, y en muchos casos se mezclan las intolerancias y las alergias en un batiburrillo difícil de sostener en evidencias. Para que sepas exactamente en qué te estás gastando el dinero, te explicamos en qué consisten estas pruebas y por qué es mejor que guardes tu dinero para otra cosa.

Guías de manejo para dermatitis atópica

Enfoque práctico para manejo de dermatitis atópica por pediatras y generalistas

























Autor: Lawrence F. Eichenfield, MDa, Mark Boguniewicz, MDb, Eric L. Simpson, MDc, John J. Russell, MDd, Julie K. Block, BAe, Steven R. Feldman, MD, PhDf,g, Adele R. Clark, PA-Cf, Susan Tofte, BSN, MS, FNP-Ch Fuente: Pediatrics. 2015 Sep;136(3):554-65. doi: 10.1542/peds.2014-3678. Epub 2015 Aug 3.  Se estima que en  2009 -2011, la dermatitis atópica (DA) afectó al 12,5% de los niños (0-17 años de edad) en los Estados Unidos, con un aumento de poco más de 5% desde 1997 hasta 1999. 1Entre estos pacientes, la gran mayoría (~67%) presentaron 2enfermedad  leve y como tal pudo ser manejada adecuadamente por el pediatra u otros prestadores de atención primaria (PAP)/ médico de cabecera. Sin embargo, la mayoría de los pediatras derivan incluso a sus pacientes con patología leve a los dermatólogos (~ 85%) y proporcionan una atención inicial única y limitada (81%).

Unas 3,6 millones de personas mueren por Epoc y asma en todo el mundo

Así se extrae de un informe publicado recientemente en una revista científica internacional. Ambas enfermedades son crónicas, pero controlables.
Unas 3,2 millones de personas en el mundo muere a causa de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), consecuencia generalmente del tabaquismo y de la contaminación ambiental. En tanto, otra enfermedad pulmonar, el asma,  es responsable de unos 400.000 decesos.
Así se extrae de uninformepublicado el miércoles 16 de agosto en la revista científica internacional The Lancet Respiratory Mediciney cuyo autor principal es Theo Vos, profesor en la Universidad de Washington, Seattle, Estados Unidos.