Ir al contenido principal

Expertos aseguran que con la vacuna antineumocócica conjugada trecevalente en mayores de 65 años se podrían reducir más de 8.500 neumonías al año

En el marco de un curso organizado en Valencia por la Fundación FISABIO

De todas las enfermedades que puede producir el neumococo, una bacteria que puede encontrarse en la nariz y la garganta, la neumonía es la más frecuente en el adulto y la responsable de un mayor número de hospitalizaciones. Por ello, esta infección pulmonar, y su prevención mediante vacunación, ha sido una de las protagonistas del 2º Curso de Vacunación en el Adulto celebrado por la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (FISABIO), dependiente de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, en el Colegio de Médicos de Valencia, en el que ha colaborado Pfizer.

Durante la jornada, en la que han participado profesionales de Atención Primaria, la Dra. Rosario Menéndez, jefa del Servicio de Neumología del Hospital Universitari i Politècnic La Fe, ha destacado que la vacuna conjugada trecevalente ha demostrado eficacia en la prevención de la enfermedad neumocócica invasiva y la neumonía neumocócica, responsable de la mayor carga de la enfermedad neumocócica. Por ello, ha subrayado, mediante la vacunación se ayuda a evitar neumonías neumocócicas y por tanto una carga de enfermedad muy importante, no solo de muerte sino de morbilidad, complicaciones y deterioro de la calidad de vida de estos pacientes. “Solamente en adultos mayores de 65 años, si se vacunaran con la vacuna conjugada trecevalente, se podrían reducir del orden de 8.500 neumonías al año”, ha asegurado.
Entre los factores de riesgo de la neumonía por neumococo en el adulto, se encuentran la edad, ya que el envejecimiento conlleva un debilitamiento del sistema inmune, padecer enfermedades crónicas como la EPOC, diabetes, insuficiencia cardíaca, enfermedad hepática, asma, o el tabaquismo, entre otras, así como inmunosupresión o inmunodeficiencia. Así lo recoge el último consenso de vacunación antineumocócica[1], repasado durante el curso, según el cual se recomienda de forma preferente la vacuna conjugada trecevalente para la prevención de la neumonía neumocócica en adultos de 65 años o más y aquellos de cualquier edad con determinadas patologías de base o inmunodepresión.
Con todo, pese a existir una vacuna que ayuda a prevenirla, la neumonía neumocócica tiene una elevada carga en el adulto en España. “Hay unas 89.000 hospitalizaciones al año en España por neumonía en adultos de al menos 50 años, aproximadamente el 30% de las neumonías están causadas por neumococo, y la mortalidad por neumonía neumocócica en adultos hospitalizados es, aproximadamente, de un 7%”, ha señalado la Dra. Menéndez.
Asimismo, a lo largo del encuentro, se ha incidido en la importancia de la vacunación para un envejecimiento saludable, un campo en el que, según los expertos, cada vez existe mayor concienciación. “Aún hay trabajo de concienciación por hacer pero estamos mejorando. Creo que el mensaje está calando tanto en los profesionales sanitarios como en la población general. Son los mismos pacientes los que nos están preguntando si hay alguna forma de prevención”, ha expresado la responsable de Neumología del HospitalUniversitari i Politècnic La Fe.
Referencias
1 Consenso sobre la vacunación anti-neumocócica en el adulto por riesgo de edad y patología de base. Actualización 2017. Disponible en:
Fuente: 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Guarda tu dinero: los tests de intolerancias alimentarias no tienen respaldo científico

En el mundo de la alimentación y el sector de lo saludable, a veces no es fácil distinguir qué cosas tienen una base científica sólida y qué cosas no la tienen y por tanto suponen un gasto innecesario. 

Un ejemplo son los tests de intolerancias alimentarias, muy de moda en clínicas privadas, centros de estética e incluso farmacias: pruebas que, por un módico precio, nos dicen supuestamente qué alimentos no nos sientan bien a cada uno y nos ayudan, en teoría, a comer mejor para encontrarnos mejor. Pero la verdad es que la mayoría de estas pruebas no tienen una base científica, y en muchos casos se mezclan las intolerancias y las alergias en un batiburrillo difícil de sostener en evidencias. Para que sepas exactamente en qué te estás gastando el dinero, te explicamos en qué consisten estas pruebas y por qué es mejor que guardes tu dinero para otra cosa.

Guías de manejo para dermatitis atópica

Enfoque práctico para manejo de dermatitis atópica por pediatras y generalistas

























Autor: Lawrence F. Eichenfield, MDa, Mark Boguniewicz, MDb, Eric L. Simpson, MDc, John J. Russell, MDd, Julie K. Block, BAe, Steven R. Feldman, MD, PhDf,g, Adele R. Clark, PA-Cf, Susan Tofte, BSN, MS, FNP-Ch Fuente: Pediatrics. 2015 Sep;136(3):554-65. doi: 10.1542/peds.2014-3678. Epub 2015 Aug 3.  Se estima que en  2009 -2011, la dermatitis atópica (DA) afectó al 12,5% de los niños (0-17 años de edad) en los Estados Unidos, con un aumento de poco más de 5% desde 1997 hasta 1999. 1Entre estos pacientes, la gran mayoría (~67%) presentaron 2enfermedad  leve y como tal pudo ser manejada adecuadamente por el pediatra u otros prestadores de atención primaria (PAP)/ médico de cabecera. Sin embargo, la mayoría de los pediatras derivan incluso a sus pacientes con patología leve a los dermatólogos (~ 85%) y proporcionan una atención inicial única y limitada (81%).

Unas 3,6 millones de personas mueren por Epoc y asma en todo el mundo

Así se extrae de un informe publicado recientemente en una revista científica internacional. Ambas enfermedades son crónicas, pero controlables.
Unas 3,2 millones de personas en el mundo muere a causa de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), consecuencia generalmente del tabaquismo y de la contaminación ambiental. En tanto, otra enfermedad pulmonar, el asma,  es responsable de unos 400.000 decesos.
Así se extrae de uninformepublicado el miércoles 16 de agosto en la revista científica internacional The Lancet Respiratory Mediciney cuyo autor principal es Theo Vos, profesor en la Universidad de Washington, Seattle, Estados Unidos.