Ir al contenido principal

IEAT, detector de alérgenos inteligente

¿Tenemos alguna alergia alimentaria? Es posible, ya que se calcula que hasta un 15% de la población padece alguna. Quienes sufren una alergia de este tipo viven con bastante miedo, puesto que siempre están en riesgo de sufrir una reacción, que en los casos más extremos podría llegar a provocar su muerte. Cuando estamos en casa sabemos más o menos lo que comemos. Pero la cosa cambia al salir a comer fuera. Para ayudarnos en este asunto llega IEAT, se trata de un dispositivo capaz de detectar ciertos alérgenos presentes en los alimentos.

IEAT detecta hasta 5 alérgenos

IEAT
Tenemos que empezar por comentar que IEAT se encuentra todavía en fase de prueba. Por lo que su aplicación se limita por ahora solo a 5 alérgenos comunes como son el huevo, la leche, el trigo, las avellanas y los cacahuetes.
Sus responsables, un grupo de científicos, han bautizado este dispositivo como Integrated Exogenous Antigen Testing, nombre al que corresponden las siglas IEAT, y que podríamos traducir al español como Prueba de Antígeno Exógeno Integrado.
Este dispositivo está diseñado para que lo podamos llevar siempre encima, por lo que tiene el tamaño de un llavero. Dispone de un dispositivo de extracción de antígeno desechable que viene junto con un lector electrónico con el que se puede identificar el alérgeno en menos de 10 minutos. Solo hay que tomar la muestra e introducirla en el lector. Los resultados que obtiene IEAT se envían directamente a nuestro teléfono móvil utilizando una app compatible.
El lector está siendo probado con el fin de conocer hasta qué punto funciona y para también para intentar ampliar el número de alérgenos que consigue localizar. En las pruebas que se han hecho en establecimientos públicos ha conseguido detectar diferentes alérgenos en platos que se suponían libres de los mismos.
El precio que tendrá IEAT cuando salga al mercado será de menos de 40 dólares. Habrá que comprobar cómo cuida de nuestra salud.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Guarda tu dinero: los tests de intolerancias alimentarias no tienen respaldo científico

En el mundo de la alimentación y el sector de lo saludable, a veces no es fácil distinguir qué cosas tienen una base científica sólida y qué cosas no la tienen y por tanto suponen un gasto innecesario. 

Un ejemplo son los tests de intolerancias alimentarias, muy de moda en clínicas privadas, centros de estética e incluso farmacias: pruebas que, por un módico precio, nos dicen supuestamente qué alimentos no nos sientan bien a cada uno y nos ayudan, en teoría, a comer mejor para encontrarnos mejor. Pero la verdad es que la mayoría de estas pruebas no tienen una base científica, y en muchos casos se mezclan las intolerancias y las alergias en un batiburrillo difícil de sostener en evidencias. Para que sepas exactamente en qué te estás gastando el dinero, te explicamos en qué consisten estas pruebas y por qué es mejor que guardes tu dinero para otra cosa.

Guías de manejo para dermatitis atópica

Enfoque práctico para manejo de dermatitis atópica por pediatras y generalistas

























Autor: Lawrence F. Eichenfield, MDa, Mark Boguniewicz, MDb, Eric L. Simpson, MDc, John J. Russell, MDd, Julie K. Block, BAe, Steven R. Feldman, MD, PhDf,g, Adele R. Clark, PA-Cf, Susan Tofte, BSN, MS, FNP-Ch Fuente: Pediatrics. 2015 Sep;136(3):554-65. doi: 10.1542/peds.2014-3678. Epub 2015 Aug 3.  Se estima que en  2009 -2011, la dermatitis atópica (DA) afectó al 12,5% de los niños (0-17 años de edad) en los Estados Unidos, con un aumento de poco más de 5% desde 1997 hasta 1999. 1Entre estos pacientes, la gran mayoría (~67%) presentaron 2enfermedad  leve y como tal pudo ser manejada adecuadamente por el pediatra u otros prestadores de atención primaria (PAP)/ médico de cabecera. Sin embargo, la mayoría de los pediatras derivan incluso a sus pacientes con patología leve a los dermatólogos (~ 85%) y proporcionan una atención inicial única y limitada (81%).

Unas 3,6 millones de personas mueren por Epoc y asma en todo el mundo

Así se extrae de un informe publicado recientemente en una revista científica internacional. Ambas enfermedades son crónicas, pero controlables.
Unas 3,2 millones de personas en el mundo muere a causa de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), consecuencia generalmente del tabaquismo y de la contaminación ambiental. En tanto, otra enfermedad pulmonar, el asma,  es responsable de unos 400.000 decesos.
Así se extrae de uninformepublicado el miércoles 16 de agosto en la revista científica internacional The Lancet Respiratory Mediciney cuyo autor principal es Theo Vos, profesor en la Universidad de Washington, Seattle, Estados Unidos.