Ir al contenido principal

Prevenar 13® reduce en un 73% el riesgo de hospitalización por neumonía neumocócica en adultos mayores de 65 años


Según un estudio en vida real publicado en la revista “Clinical Infectious Diseases”
Pfizer ha anunciado los resultados de un estudio que analiza los datos de efectividad dePrevenar 13®, la vacuna antineumocócica conjugada trecevalente, mostrando que reduce el riesgo de hospitalización por neumonía neumocócica adquirida en la comunidad (NAC), por  serotipos incluidos en la vacuna, en un 73% en adultos de 65 y más años de edad1.
Prevenar 13® ha mostrado efectividad en condiciones de vida real en las personas que recibieron esta vacuna siguiendo la recomendación de su médico. En este estudio, se incluyeron todos los mayores de 65 años hospitalizados por NAC. Cabe destacar que el 87,9% presentaba al menos una patología crónica o condición de inmunosupresión. Los resultados se han publicado en la revista Clinical Infectious Diseases.
El estudio, realizado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Louisvilleconjuntamente con Pfizer, con un  diseño test-negativo de casos y controles, complementa los resultados de CAPiTA, ensayo clínico aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo de vacunación frente a la neumonía adquirida en la comunidad en adultos1. CAPiTA, uno de los mayores ensayos de eficacia realizados con una vacuna en adultos mayores, demostró en adultos vacunados con Prevenar 13® una reducción significativa del 45,6% de la neumonía neumocócica adquirida en la comunidad, para los serotipos incluidos en la vacuna2CAPiTA excluyó a sujetos inmunodeprimidos e individuos previamente vacunados con la vacuna antineumocócica polisacárida. El perfil de seguridad de Prevenar 13® en CAPiTA fue consistente con los estudios realizados previamente en adultos2.
"Los nuevos datos de efectividad demuestran que vacunar a adultos de 65 años y mayores frente a la neumonía neumocócica con Prevenar 13® podría ayudar a prevenir la hospitalización y salvar vidas1", ha asegurado el Dr. Julio A. Ramírez, jefe del departamento de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Louisville e investigador principal del estudio. “En concreto, sobre la base de una efectividad de la vacuna del 73% observada en este estudio, estimamos que la vacuna Prevenar 13® en adultos mayores de 65 años podría evitar miles de hospitalizaciones relacionadas con la neumonía adquirida en la comunidad1”, ha añadido.
Streptococcus pneumoniae, también conocido como neumococo, es el microorganismo más comúnmente identificado como causante de la neumonía adquirida en la comunidad3,4. La neumonía neumocócica se puede clasificar como no invasiva, cuando la bacteria causa infección en los pulmones pero no se detecta en la sangre, o invasiva, cuando la bacteria también entra en el torrente sanguíneo (neumonía bacteriémica) u otro sitio normalmente estéril en el cuerpo5. Para cada caso de neumonía neumocócica invasiva en adultos, se estima que ocurren al menos tres casos de neumonía neumocócica no invasiva6. Si bien las formas no invasivas de la enfermedad neumocócica suelen ser más comunes, las formas  invasivas de la enfermedad son, por lo general, más graves7.
“Los nuevos resultados complementan el estudio CAPiTA, el ensayo clínico de vacunación frente a la neumonía adquirida en la comunidad en adultos, sugiriendo que Prevenar 13® es efectiva en condiciones de vida real en un programa de inmunización nacional, incluyendo a personas de alto riesgo que fueron excluidas de análisis en el ensayo CAPiTA"1, ha destacado el Dr. Luis JodarChief Medical and Scientific Affairs Officer, Vaccines Medical Development, Scientific and Clinical Affairs en Pfizer. Estos hallazgos confirman la importancia de la vacunación directa en este grupo de edad”, ha concluido.
En España, según los últimos datos del INE, correspondientes a 2016, la neumonía es responsable de un total de 119.578 ingresos y estancias hospitalarias8.
Referencias 
1. McLaughlin J, Jiang Q, Isturiz RE, et al. Effectiveness of 13-Valent Pneumococcal Conjugate Vaccine Against Hospitalization for Community-Acquired Pneumonia in Older US Adults:  A Test-Negative Design. doi: 10.1093/cid/ciy312. https://academic.oup.com/cid/article-lookup/doi/10.1093/cid/ciy312. Accessed June 6, 2018.
2.   Bonten MJM, Huijts SM, Bolkenbaas M, et al. Polysaccharide Conjugate Vaccine against Pneumococcal Pneumonia in Adults. N Engl J Med. 2015;372(12):1114-1125. doi:10.1056/NEJMoa1408544.
3. World Health Organization. International travel and health. Pneumococcal disease.
4. Welte T, Torres A, Nathwani D. Clinical and economic burden of community-acquired pneumonia among adults in Europe. Thorax. 2012;67(1):71-79.
5.Centers for Disease Control and Prevention. MMWR Recommendations and Reports. Prevention of pneumococcal disease: Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). 1997;46(RR-8):1-24.
6. Said MA, Johnson HL, Nonyane BAS, et al. Estimating the burden of pneumococcal disease among adults: a systematic review and meta-analysis of diagnostic techniques. PLoS ONE. 2013;8(4):e60273.
7. World Health Organization. Immunization, vaccines and biologicals. Pneumococcal vaccines. Available at:
8. Instituto Nacional de Estadística (INE). Encuesta de morbilidad hospitalaria 2016. Disponible en:http://www.ine.es/jaxi/Datos.htm?path=/t15/p414/a2016/l0/&file=01001.px  
Fuente: Atrevia

Comentarios

Entradas populares de este blog

Guarda tu dinero: los tests de intolerancias alimentarias no tienen respaldo científico

En el mundo de la alimentación y el sector de lo saludable, a veces no es fácil distinguir qué cosas tienen una base científica sólida y qué cosas no la tienen y por tanto suponen un gasto innecesario. 

Un ejemplo son los tests de intolerancias alimentarias, muy de moda en clínicas privadas, centros de estética e incluso farmacias: pruebas que, por un módico precio, nos dicen supuestamente qué alimentos no nos sientan bien a cada uno y nos ayudan, en teoría, a comer mejor para encontrarnos mejor. Pero la verdad es que la mayoría de estas pruebas no tienen una base científica, y en muchos casos se mezclan las intolerancias y las alergias en un batiburrillo difícil de sostener en evidencias. Para que sepas exactamente en qué te estás gastando el dinero, te explicamos en qué consisten estas pruebas y por qué es mejor que guardes tu dinero para otra cosa.

Guías de manejo para dermatitis atópica

Enfoque práctico para manejo de dermatitis atópica por pediatras y generalistas

























Autor: Lawrence F. Eichenfield, MDa, Mark Boguniewicz, MDb, Eric L. Simpson, MDc, John J. Russell, MDd, Julie K. Block, BAe, Steven R. Feldman, MD, PhDf,g, Adele R. Clark, PA-Cf, Susan Tofte, BSN, MS, FNP-Ch Fuente: Pediatrics. 2015 Sep;136(3):554-65. doi: 10.1542/peds.2014-3678. Epub 2015 Aug 3.  Se estima que en  2009 -2011, la dermatitis atópica (DA) afectó al 12,5% de los niños (0-17 años de edad) en los Estados Unidos, con un aumento de poco más de 5% desde 1997 hasta 1999. 1Entre estos pacientes, la gran mayoría (~67%) presentaron 2enfermedad  leve y como tal pudo ser manejada adecuadamente por el pediatra u otros prestadores de atención primaria (PAP)/ médico de cabecera. Sin embargo, la mayoría de los pediatras derivan incluso a sus pacientes con patología leve a los dermatólogos (~ 85%) y proporcionan una atención inicial única y limitada (81%).

Unas 3,6 millones de personas mueren por Epoc y asma en todo el mundo

Así se extrae de un informe publicado recientemente en una revista científica internacional. Ambas enfermedades son crónicas, pero controlables.
Unas 3,2 millones de personas en el mundo muere a causa de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), consecuencia generalmente del tabaquismo y de la contaminación ambiental. En tanto, otra enfermedad pulmonar, el asma,  es responsable de unos 400.000 decesos.
Así se extrae de uninformepublicado el miércoles 16 de agosto en la revista científica internacional The Lancet Respiratory Mediciney cuyo autor principal es Theo Vos, profesor en la Universidad de Washington, Seattle, Estados Unidos.