Ir al contenido principal

Mitos y realidades de la relación entre la microbiota y las alergias

Proyectos como la convocatoria de investigación 2018 de la Biocodex Microbiota Foundation en México harán posible un mayor conocimiento del tema en beneficio de todos
Mitos y realidades de la relación entre la microbiota y las alergias | La Crónica de Hoy
Microbiotas tienen un papel determinante en alergias
Por increíble que parezca, el estado de salud de la microbiota del cuerpo humano guarda una estrecha relación con el asma, la rinitis alérgica y hasta las alergias alimentarias, de acuerdo con el informe Alergias: el papel de las microbiotas, del Biocodex Microbiota Institute.
A partir de la revisión de este documento, aquí, un vistazo a algunos mitos y realidades al respecto:
MITO: La microbiota de bronquios y pulmones es la única implicada en el asma

En realidad, la microbiota nasal también está implicada. De hecho, los microbios encontrados difieren en función de si los pacientes son asmáticos o no e igualmente de si la forma de la enfermedad es severa o estable. Esto sugiere que la microbiota nasal, cuyas muestras son más fáciles de obtener y menos invasivas que un examen interno de bronquios, puede utilizarse para comprender mejor el asma, analizar su evolución y estudiar posibles nuevos tratamientos.
REALIDAD: La leche materna es clave en la aparición de alergias alimentarias
Investigadores japoneses han descubierto que los lactantes que han desarrollado alergias alimentarias antes de los dos años tenían menos bacterias productoras de ácidos lácticos en comparación con lactantes sanos, prácticamente desde los dos meses. Igualmente, notaron importantes diferencias a nivel de las bacterias que asimilan el lactato, con menor presencia en niños alérgicos. Estas diferencias tienen su origen en la presencia o ausencia de algunas especies en la leche materna, las cuales provienen de la microbiota intestinal de la madre.
MITO: No hay vínculo entre la microbiota respiratoria y la intestinal en la rinitis alérgica
La bacteria Ruminococcus gnavus, responsable de una reacción alérgica localizada en las vías respiratorias y que provoca rinitis alérgica, también se ha detectado en gran cantidad en las heces de los niños alérgicos, en comparación con la proporción encontrada en niños sanos. Este descubrimiento inédito revela la función clave de los microbios en el eje pulmón-intestino y permite considerar tratamientos específicos y eficaces.
REALIDAD: Algunas bacterias presentes en la microbiota intestinal de niños alérgicos al huevo modifican la actividad metabólica
La alergia a los huevos afecta a casi 10% de los niños alérgicos menores de tres años. Estudios recientes señalan que la microbiota intestinal precoz de los niños alérgicos a los huevos es más diversa que la de los niños sanos. Por otro lado, algunos análisis genéticos profundos también han permitido a los investigadores resaltar que algunas bacterias presentes en la microbiota intestinal de las personas alérgicas al huevo modifican el metabolismo de algunas moléculas. Estos descubrimientos abren el camino a nuevas estrategias preventivas o terapéuticas.
El Biocodex Microbiota Institute es un centro de conocimiento que pone información científica sobre las microbiotas a disposición del público en general y los profesionales de la salud.
Como parte de sus esfuerzos en este sentido, reitera la convocatoria de investigación 2018 de la Biocodex Microbiota Foundation, cuyo objetivo es apoyar el estudio de la microbiota y su relación con diversos padecimientos de los que más afectan a los mexicanos.
La fecha límite para el registro de proyectos —de entre los que se elegirá al ganador de un financiamiento por 25 mil euros— es el 30 de junio de 2018. Para mayores informes, la convocatoria está disponible en www.biocodexmicrobiotafoundation.com y también está habilitado el correo fundacionmx@biocodex.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Guarda tu dinero: los tests de intolerancias alimentarias no tienen respaldo científico

En el mundo de la alimentación y el sector de lo saludable, a veces no es fácil distinguir qué cosas tienen una base científica sólida y qué cosas no la tienen y por tanto suponen un gasto innecesario. 

Un ejemplo son los tests de intolerancias alimentarias, muy de moda en clínicas privadas, centros de estética e incluso farmacias: pruebas que, por un módico precio, nos dicen supuestamente qué alimentos no nos sientan bien a cada uno y nos ayudan, en teoría, a comer mejor para encontrarnos mejor. Pero la verdad es que la mayoría de estas pruebas no tienen una base científica, y en muchos casos se mezclan las intolerancias y las alergias en un batiburrillo difícil de sostener en evidencias. Para que sepas exactamente en qué te estás gastando el dinero, te explicamos en qué consisten estas pruebas y por qué es mejor que guardes tu dinero para otra cosa.

Guías de manejo para dermatitis atópica

Enfoque práctico para manejo de dermatitis atópica por pediatras y generalistas

























Autor: Lawrence F. Eichenfield, MDa, Mark Boguniewicz, MDb, Eric L. Simpson, MDc, John J. Russell, MDd, Julie K. Block, BAe, Steven R. Feldman, MD, PhDf,g, Adele R. Clark, PA-Cf, Susan Tofte, BSN, MS, FNP-Ch Fuente: Pediatrics. 2015 Sep;136(3):554-65. doi: 10.1542/peds.2014-3678. Epub 2015 Aug 3.  Se estima que en  2009 -2011, la dermatitis atópica (DA) afectó al 12,5% de los niños (0-17 años de edad) en los Estados Unidos, con un aumento de poco más de 5% desde 1997 hasta 1999. 1Entre estos pacientes, la gran mayoría (~67%) presentaron 2enfermedad  leve y como tal pudo ser manejada adecuadamente por el pediatra u otros prestadores de atención primaria (PAP)/ médico de cabecera. Sin embargo, la mayoría de los pediatras derivan incluso a sus pacientes con patología leve a los dermatólogos (~ 85%) y proporcionan una atención inicial única y limitada (81%).

Unas 3,6 millones de personas mueren por Epoc y asma en todo el mundo

Así se extrae de un informe publicado recientemente en una revista científica internacional. Ambas enfermedades son crónicas, pero controlables.
Unas 3,2 millones de personas en el mundo muere a causa de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), consecuencia generalmente del tabaquismo y de la contaminación ambiental. En tanto, otra enfermedad pulmonar, el asma,  es responsable de unos 400.000 decesos.
Así se extrae de uninformepublicado el miércoles 16 de agosto en la revista científica internacional The Lancet Respiratory Mediciney cuyo autor principal es Theo Vos, profesor en la Universidad de Washington, Seattle, Estados Unidos.