Ir al contenido principal

Descubren de dónde vienen las alergias y porqué solo algunos las sufren

Identifican el subconjunto de células inmunitarias causantes

Allergic disease–related phenotypic differences emerged in the TH2 cell subset.
¿Por qué cada primavera es para algunas personas un horrible cúmulo de estornudos, picor de ojos y segregaciones mucosas mientras que para otros solo es la estación de los fores y los pajaritos que cantan? ¿Qué causa que algunos sufran una alergia brutal mientras otros pasean tranquilamente entre las gramíneas de las calles? Lo mismo pasa con los huevos, los fruto secos, el kiwi o incluso las colonias. Para unos se trata de un placer mientras que para otros es todo una tortura. Ahora unos investigadores estadounidenses han descubierto un subconjunto de células inmunitarias causantes de la alergia, solventando así las incógnitas sobre los motivos por los que unas personas desarrollan enfermedades alérgicas y otras no. Las reacciones alérgicas surgen de una respuesta inmune inapropiada a sustancias inofensivas como el polen, el moho o los cacahuetes, iniciadas por un grupo de células inmunitarias conocidas como el subconjunto TH2 o las células T "auxiliares" de tipo 2. Hasta ahora, los científicos no han sido capaces de distinguir las células TH2 causantes de la alergia de las células verdaderamente útiles que desempeñan un papel vital en la defensa del organismo contra los patógenos. Sin embargo, ahora han identificado una firma distintiva de seis marcadores de superficie que distingue células TH2 problemáticas en las alergias.Y es que, en el trabajo que realizaron, las células inductoras de alergia (denominadas TH2A) estaban presentes en 80 individuos alérgicos a una variedad de sustancias, incluyendo polen de los árboles, moho, ácaros del polvo doméstico y cacahuetes, pero no en 34 personas sin alergias. Además, estas células produjeron múltiples moléculas de señalización inflamatoria y los investigadores observaron también patrones de expresión génica únicos en células TH2A que implicaban vías que conducían a respuestas alérgicas.

A unique T helper cell signature in allergic patients isolates the pathogenic cells and provides a target for disease intervention.
Fuente: 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Guarda tu dinero: los tests de intolerancias alimentarias no tienen respaldo científico

En el mundo de la alimentación y el sector de lo saludable, a veces no es fácil distinguir qué cosas tienen una base científica sólida y qué cosas no la tienen y por tanto suponen un gasto innecesario. 

Un ejemplo son los tests de intolerancias alimentarias, muy de moda en clínicas privadas, centros de estética e incluso farmacias: pruebas que, por un módico precio, nos dicen supuestamente qué alimentos no nos sientan bien a cada uno y nos ayudan, en teoría, a comer mejor para encontrarnos mejor. Pero la verdad es que la mayoría de estas pruebas no tienen una base científica, y en muchos casos se mezclan las intolerancias y las alergias en un batiburrillo difícil de sostener en evidencias. Para que sepas exactamente en qué te estás gastando el dinero, te explicamos en qué consisten estas pruebas y por qué es mejor que guardes tu dinero para otra cosa.

Guías de manejo para dermatitis atópica

Enfoque práctico para manejo de dermatitis atópica por pediatras y generalistas

























Autor: Lawrence F. Eichenfield, MDa, Mark Boguniewicz, MDb, Eric L. Simpson, MDc, John J. Russell, MDd, Julie K. Block, BAe, Steven R. Feldman, MD, PhDf,g, Adele R. Clark, PA-Cf, Susan Tofte, BSN, MS, FNP-Ch Fuente: Pediatrics. 2015 Sep;136(3):554-65. doi: 10.1542/peds.2014-3678. Epub 2015 Aug 3.  Se estima que en  2009 -2011, la dermatitis atópica (DA) afectó al 12,5% de los niños (0-17 años de edad) en los Estados Unidos, con un aumento de poco más de 5% desde 1997 hasta 1999. 1Entre estos pacientes, la gran mayoría (~67%) presentaron 2enfermedad  leve y como tal pudo ser manejada adecuadamente por el pediatra u otros prestadores de atención primaria (PAP)/ médico de cabecera. Sin embargo, la mayoría de los pediatras derivan incluso a sus pacientes con patología leve a los dermatólogos (~ 85%) y proporcionan una atención inicial única y limitada (81%).

Unas 3,6 millones de personas mueren por Epoc y asma en todo el mundo

Así se extrae de un informe publicado recientemente en una revista científica internacional. Ambas enfermedades son crónicas, pero controlables.
Unas 3,2 millones de personas en el mundo muere a causa de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), consecuencia generalmente del tabaquismo y de la contaminación ambiental. En tanto, otra enfermedad pulmonar, el asma,  es responsable de unos 400.000 decesos.
Así se extrae de uninformepublicado el miércoles 16 de agosto en la revista científica internacional The Lancet Respiratory Mediciney cuyo autor principal es Theo Vos, profesor en la Universidad de Washington, Seattle, Estados Unidos.