sábado, 15 de julio de 2017

Mediciones clínicas de urticaria crónica

Introducción
La urticaria crónica es una enfermedad cutánea común con una relevancia alta en los cuidados de los pacientes dermatológicos y alergológicos. Se define por la presencia de ronchas ardorosas, angioedema, o ambos por más de 6 semanas.
La urticaria crónica se divide en urticaria crónica espontánea (UCE) y urticaria crónica inducible (UCInd) (Tabla 1). En la UCE, las ronchas y/o angioedema se presentan de manera repentina e impredecible sin un disparador específico. El consumo de fármacos antiinflamatorios no esteroideos, alimentos específicos, estrés, disparadores físicos, como calor, pueden ocasionar exacerbaciones en algunos pacientes; pero estos disparadores no son específicos, es decir, las ronchas y el angioedema no son reproducibles con la presencia de estos, y las ronchas y el angioedema pueden presentarse sin la presencia de estos disparadores.
En contraste, la UCInd se caracteriza por disparadores específicos, los cuales se requieren para que los signos y los síntomas de urticaria se presenten, los cuales con reproducibles al inducirlos. El desarrollo de ronchas y angioedema en pacientes con UCInd se limita de forma típica pero no siempre a las áreas de exposición, por ejemplo, áreas de contacto al frío en urticaria por frío. La UCE y la UCInd de manera frecuente causan impacto en la calidad de vida relacionada con la salud (CV-RS) de los pacientes.
Hasta el momento, no se establecieron biomarcadores objetivos, confiables y específicos para la medición de la actividad y el control de la enfermedad en pacientes con UCE y UCInd.
Además, no existen biomarcadores disponibles para evaluar cambios de estos padecimientos en el transcurso del tiempo, por ejemplo, antes y después de ajustar el tratamiento. En consecuencia, las mediciones clínicas son actualmente el único camino para evaluar las características, así como la gravedad de la enfermedad.
Este estudio otorga una visión de las mediciones clínicas actualmente disponibles para la urticaria crónica. Además, estos autores aportan información de cómo dar el mejor uso en la práctica clínica, así como en la evaluación e interpretación de sus resultados.
MEDICIONES CLÍNICAS DE URTICARIA CRÓNICA ESPONTÁNEA Y URTICARIA CRÓNICA INDUCIBLE
No es trivial determinar el estado de la enfermedad del paciente con urticaria crónica. La UCE es una enfermedad fuertemente fluctuante. Muchos pacientes tienen síntomas diarios o casi diarios; pero el tiempo de presentación, la gravedad, y la duración cambian de manera considerable de un día a otro. Además, los episodios de síntomas ocurren de manera particular en la tarde, noche o madrugada. En consecuencia, muchos pacientes no presentan ronchas visibles o angioedema en el momento de la consulta, o presentan signos y síntomas que no representan cómo se manifiestan de manera usual. Además, el prurito no es valorable de manera objetiva, a pesar de que es un síntoma clave y el que conduce la mayor carga en el paciente.
En la UCInd, existe otro factor que hace más difícil la evaluación del estado de la enfermedad: los pacientes con UCE de manera usual evitan los disparadores de su urticaria. Esta evitación puede conducir a síntomas leves o moderados de urticaria, por lo tanto, los pacientes se pueden clasificar de manera equivocada como una enfermedad leve, a pesar de que el impacto de su enfermedad permanezca alto y su UCInd se encuentra con un pobre control.
El mejor camino para abordar estos problemas es implementar una medición clínica estandarizada, validada y confiable, es decir, herramientas de resultados reportados por el paciente y mediciones de umbral de desencadenamiento clínico, para determinar la actividad de la enfermedad del paciente, control de la enfermedad, y el impacto en la calidad de vida. Además, la disponibilidad y uso de estas mediciones son importantes para mejorar y estandarizar los resultados del abordaje en estudios clínicos.
Las herramientas de resultados reportados por el paciente son cuestionarios que obtienen toda la información relevante que afecta de manera directa a los pacientes. Las herramientas de resultados reportados por el paciente de manera típica se diseñan para obtener información sobre un tema específico o un propósito específico. Estos resultados reportados por el paciente de manera usual se reportan en puntuaciones y/o clasificaciones de gravedad que de manera subsecuente necesitarán interpretarse por el profesional de la salud que lo administro.
Las mediciones de umbral de desencadenamiento clínico se evalúan por pruebas de provocación estandarizadas que exponen a pacientes con UCInd hacia un disparador específico de su urticaria en intensidad graduada. De manera subsecuente, los pacientes se monitorizan para la presencia de signos y síntomas de urticaria. El disparador más bajo en intensidad que induce síntomas es el umbral de desencadenamiento clínico individual e indica la actividad de la enfermedad del paciente.
Este artículo se enfoca en las herramientas de resultados reportados por el paciente disponibles y específicas para determinar la actividad de la enfermedad, el control de la enfermedad, y el deterioro en la calidad de vida relacionada con la salud en la UCE y la UCInd (Tablas 2 y 3).
MEDICIONES CLÍNICAS DE LA ACTIVIDAD DE LA ENFERMEDAD EN URTICARIA CRÓNICA ESPONTÁNEA
Puntaje de la actividad de la urticaria
El puntaje de la actividad de la urticaria (UAS por sus siglas en inglés) se acepta de forma amplia como el “estándar de oro” para evaluar la actividad de la enfermedad en la UCE y se recomienda por las guías actuales. Se utilizó en varios ensayos clínicos como un parámetro de resultado, que incluye los estudios recientes sobre la efectividad y la seguridad del omalizumab, y demostró otra vez su valor alto y utilidad como herramienta de medición de resultado reportado por el paciente.
El UAS se enfoca en 2 síntomas clave de la UCE, los cuales son, ronchas y prurito. Es una herramienta diaria que pregunta a los pacientes una vez al día el número de ronchas y la gravedad del prurito en las últimas 24 horas. Las respuestas se relacionan con cada síntoma y se califican de 0 a 3 puntos, la calificación mínima y máxima diaria es de 0 a 6 puntos, de manera respectiva, donde los valores más altos indican actividad fuerte de la enfermedad. Debido a la fluctuación considerable de los síntomas día a día, se requieren datos de 4 días subsecuentes para obtener una adecuada “imagen” de la actividad de la enfermedad actual de los pacientes. En estudios clínicos y cuidado diario se encontró mayor utilidad al recolectar y resumir datos de 7 días consecutivos (UAS7, rango de 0-42 puntos), lo que en la actualidad recomiendan y establecen las guías de urticaria de la Academia Europea de Alergología e Inmunología Clínica, la Red Global Europea de Alergia y Asma, el foro Europeo Dermatológico y la Organización Mundial de Alergia (ver Tabla 4).
Para la interpretación de las herramientas de resultados reportados por el paciente, es muy importante conocer qué cambios en la puntuación en el transcurso del tiempo son clínicamente significativos para el paciente, es decir, ¿cuál es el cambio mínimo importante?
Actualmente, el cambio mínimo importante recomendado en la guía de UAS7 no se conoce. Además, es importante saber que las puntuaciones representan actividad de la enfermedad leve, moderada y grave. Hasta el momento, no existe un valor de corte disponible aceptado de forma común de los rangos de puntuación del UAS7. En los estudios recientes fase III de omalizumab en UCE, un criterio de inclusión fue un UAS7 de 16 puntos o más durante la evaluación inicial, se propuso que un UAS7 menor a 16 puntos indica una UCE leve. Sin embargo, este valor de corte debe validarse de manera formal.
Puede causar confusión que durante los años pasados una versión del UAS se utilizó en adultos, con categorías diferentes para el número de ronchas (sin ronchas, 1-6 ronchas, 7-12 ronchas, más de 12 ronchas) y un reporte distinto de la frecuencia (dos veces al día en lugar de una al día). Para este UAS se estableció un cambio mínimo importante de alrededor de 10 puntos. Por el momento, no está bien claro cómo los puntajes de ambos cuestionarios se correspondan entre sí, lo que dificulta la comparación y el metaanálisis de los estudios que aplican versiones diferentes.
En un estudio reciente controlado aleatorizado sobre la eficacia y la seguridad del antihistamínico de segunda generación rupatadina en urticaria crónica espontánea, se aplicó una versión del UAS adaptada para niños. Para este estudio, la guía recomendó una ligera modificación del UAS, para ajustar el número de ronchas, 1 a 9 ronchas, 10 a 30 ronchas, y más de 30 ronchas, esto debido a la superficie corporal menor en los niños. Además, este UAS queda por ser validado de manera formal.
La fuerza principal del UAS7 es que proporciona una imagen bastante exacta de la frecuencia y la gravedad de los síntomas actuales de UCE debido al corto periodo de 24 horas para cada registro y la suma de los 7 días consecutivos asegura que la información proporcionada es exacta y las fluctuaciones de la enfermedad se nivelan. Sin embargo, el UAS7 también tiene varias limitaciones: (1) sólo funciona de manera prospectiva, es decir, los resultados no están disponibles de forma instantánea, por ejemplo, en la primer consulta del paciente; (2) se requiere disciplina y registro del paciente (los resultados pueden ser incorrectos o perderse en el caso de que el paciente olvide registrar los síntomas o traerlos consigo a la siguiente consulta); (3) sólo funciona en la UCE pero no en pacientes con UCInd; (4) sólo está validada para su uso en adultos; (5) los rangos de puntaje para representar actividad de la enfermedad baja, media o alta no se establecieron; y por último (6) no incluye angioedema, aunque el angioedema es un síntoma clave y el causante del impacto de la enfermedad en muchos pacientes. Para estos pacientes con angioedema, se requieren distintas herramientas como el Puntaje de Actividad de Angioedema (AAS por sus siglas en inglés).
Puntaje de actividad de angioedema
El AAS se desarrolló como la primera herramienta de resultado reportado por el paciente sobre un síntoma específico para la medición de la actividad de angioedema en el abordaje de pacientes con todas las formas de angioedema recurrente (AR). El AR puede ser mediado por histamina (en la UCE y la UCInd) o mediado por bradicinina (el AR debido a deficiencia de C1-inhibidor y el AR ocasionado por el consumo de inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina).
Como el UAS, el AAS es una herramienta de tipo prospectivo. Se pregunta a los pacientes si presentaron angioedema en las 24 horas previas o no, y se debe documentar. Si se presentó angioedema, el AAS realiza 5 preguntas adicionales para determinar la gravedad y el impacto de este episodio, cada respuesta tiene opciones de calificar de 0 a 3 puntos. De acuerdo a lo anterior el puntaje mínimo y máximo diario es de 0 a 15 puntos. Para obtener una “imagen” adecuada de la gravedad de la actividad de la enfermedad en los pacientes, se recomienda su uso diario por un periodo de 4 semanas (AAS28). El AAS es útil en particular en pacientes con AR sin ronchas y en pacientes donde el angioedema es el factor predominante.
En su estudio original de validación, se encontró que el AAS tenía una estructura dimensional y una excelente consistencia interna. Se demostró que los niveles de validez y fiabilidad de las pruebas eran buenos. Además, el AAS demostró sensibilidad hacia los cambios en la actividad del angioedema en el transcurso del tiempo, y se estableció un cambio mínimo importante de 8 puntos de los 7 días del AAS (AAS7). Por último, el AAS, también se aplicó en estudios recientes controlados aleatorizados en la UCE pero también en AR debido a la deficiencia de C1 inhibidor. Las versiones disponibles de lenguaje, así como sus términos de uso se muestran en la Tabla 3.
Debido a que el UAS y AAS son herramientas de uso diario con una estructura y puntaje comparables, sus limitaciones y ventajas también son comparables (ver Tabla 3): Como el UAS, el AAS obtiene una imagen exacta de la frecuencia y la gravedad de los episodios de angioedema, pero, por otro lado, sólo funciona de manera prospectiva, los resultados ad hoc no están disponibles; aún no se establece si el AAS28 se puede considerar para representar actividad de angioedema leve, moderada o alta. Sin embargo, el estudio original de validación ya proporciona información sobre los valores de AAS7 de pacientes con diferentes actividades de la enfermedad, esto es, se encontró una desviación estándar promedio de AAS7 de 6.5 +6.9 en pacientes con angioedema que de manera global autocalificaron su actividad de enfermedad como leve; se encontró un valor de 15.4 +10.1 en pacientes que indicaron su actividad de angioedema como moderada; se reportó una puntuación de 21.2 +11.3 en pacientes que reportaron su actividad de angioedema como grave.
Si el AAS se utiliza en pacientes con UCE con ronchas y angioedema, se debe asegurar que el paciente no confunda estas dos. De otra manera, los resultados del AAS pueden no estar relacionados de manera correcta con la actividad del angioedema.
MEDICIONES CLÍNICAS DE LA ACTIVIDAD DE LA ENFERMEDAD EN URTICARIAS CRÓNICAS INDUCIBLES
Puntaje de actividad de la urticaria colinérgica
En la UCInd, un abordaje de la calidad y la cantidad de los síntomas por sí solo no aporta una imagen confiable de la actividad de la enfermedad en los pacientes. Como se mencionó de forma previa, la evitación del desencadenante en los pacientes con UCInd modifica de manera importante la frecuencia de la gravedad y la frecuencia de sus síntomas. En consecuencia, en la medición de las herramientas de resultados reportados por el paciente, la exposición actual a los disparadores se debe de evaluar de manera correcta. Hasta el momento, la única UCInd para la que se estableció un puntaje de actividad de la enfermedad es la urticaria colinérgica. El UAS de urticaria colinérgica (CholUAS por sus siglas en inglés) se desarrolló y se encontró que es un parámetro clínico valioso de resultado en un ensayo clínico. El CholUAS es una modificación del UAS y recaba datos una vez al día, de la intensidad de las ronchas (no el número de ronchas) y el prurito, así como la intensidad de la exposición individual hacia desencadenantes relevantes en las últimas 24 horas. Como en el caso del UAS7, la aplicación de esta herramienta durante 7 días consecutivos hace que se obtenga una imagen más confiable de la actividad de la enfermedad de los pacientes.
Evaluación del umbral de activación crítico
Para la UCInd distinta a la urticaria colinérgica, no se encuentra alguna herramienta de resultado reportado por el paciente disponible y comparable hasta ahora. Sin embargo, los síntomas inducibles abren la posibilidad de una evaluación objetiva de la actividad de la enfermedad por medio de la determinación del punto crítico de activación. Este punto crítico de activación también se encontró sensible a los cambios, por ejemplo, durante un tratamiento exitoso. Ejemplos de mediciones de puntos críticos de activación estandarizados se encuentran en la evaluación de pacientes con urticaria al frío con la medición de umbral a temperatura critica por medio del TemptTest basado en el elemento Peltier, la aplicación estandarizada de fuerzas de cizallamiento graduadas en el dermografismo sintomático con el FricTest, o la prueba estandarizada de provocación de ergometría controlada por pulso en la urticaria colinérgica. Para más detalles sobre los dispositivos disponibles para pruebas de mediciones de puntos críticos de activación en UCInd, los autores refieren a la revisión reciente de Magerl y colaboradores.
MEDICIONES CLÍNICAS DEL CONTROL DE LA ENFERMEDAD
El tratamiento de la UCE mejoró de manera importante en los últimos años. El algoritmo de tratamiento actual más aceptado sugiere la utilización de antihistamínicos de segunda generación a dosis estándar como primera línea de tratamiento, como segunda línea de tratamiento un aumento de los antihistamínicos de segunda generación hasta 4 veces de la dosis indicada, y como tercera línea de tratamiento agregar omalizumab, ciclosporina o montelukast. Sin embargo, la mayoría de estas opciones de tratamiento están fuera del uso aprobado (aumentar dosis de antihistamínicos de segunda generación, ciclosporina, montelukast), se asocian con un perfil de seguridad desfavorable (ciclosporina), o costos altos (omalizumab). En consecuencia, es importante que las decisiones terapéuticas se hagan de manera cuidadosa y respaldadas en el estatus actual de la enfermedad del paciente por medio de documentación estandarizada, validada y confiable.
Test de control de urticaria
El camino actual más sencillo para evaluar el estado de la enfermedad de los pacientes es por medio del test de control de urticaria (UCT por sus siglas en inglés). El UCT se desarrolló y validó de manera específica para determinar el control de la enfermedad, en todas las formas de urticaria crónica (UCE y UCInd), es decir, para determinar el nivel de control de la enfermedad, pero también para dar una respuesta clara a la pregunta sobre el buen control o no de la enfermedad, y por lo tanto ayudar a las decisiones sobre el tratamiento. Se encuentra disponible en distintos lenguajes y sus términos de uso se presentan en la Tabla 3.
El UCT es una herramienta retrospectiva de resultados reportados por el paciente, con un periodo de recuerdo de 4 semanas que consiste en sólo 4 preguntas. Las opciones de respuesta se califican de 0 a 4 puntos y de manera subsecuente se suman para dar puntajes con un mínimo y máximo de 0 a 16 puntos, de manera respectiva. Un puntaje de 11 puntos o menos habla de una urticaria mal controlada, mientras que un puntaje de 12 o más puntos indica un buen control de la enfermedad.
La publicación original del UCT comprobó que éste se correlaciona con el UAS y también con mejoría en la calidad de vida relacionada con la salud (CV-RS) en pacientes con urticaria crónica. Se encontró que tiene buenos niveles de validez, una confiabilidad excelente y exactitud para identificar pacientes con un control insuficiente de la enfermedad. El cambio mínimo importante del UCT fue de 3 puntos en 2 estudios independientes, un cambio de por lo menos 3 puntos puede considerarse significativo para los pacientes.
Las principales fortalezas del UCT son su enfoque retrospectivo, estructura simple y corta, y es un sistema sencillo de puntuación. Es posible utilizar el UCT en cualquier presentación del paciente; sus resultados están disponibles de manera inmediata después de la aplicación; el valor de corte en 12 permite una evaluación directa del estado de la enfermedad. Además, el UCT se aplicable en todas las formas de urticaria crónica. Estas propiedades hacen que el UCT sea ideal como una herramienta de resultados reportados por el paciente, para el manejo diario del paciente. Sin embargo, uno de sus principales puntos fuertes, que sea corto, también es una limitante. A pesar de que los resultados del UCT son precisos, la información obtenida no es muy detallada. Si alguien quiere conocer de manera exacta cuáles son los síntomas actuales y qué áreas de la calidad de vida relacionada con la salud están alteradas, el UCT no es una herramienta adecuada para proveer esta información.
MEDICIONES CLÍNICAS DEL DETERIORO DE LA CALIDAD DE VIDA RELACIONADA CON LA SALUD
La UCE ocasiona deterioro en la calidad de vida relacionada con la salud de los pacientes por múltiples razones. Los síntomas de manera usual ocurren de forma impredecible y varían en su frecuencia e intensidad. En consecuencia, muchos pacientes tienen problemas para planear su vida diaria. Los síntomas, como el prurito crónico, a menudo ocurren durante las noches, e interfieren con el sueño, dificultan la concentración al día siguiente, y una capacidad reducida para llevar acabo las actividades diarias, como bajo rendimiento en escuela o trabajo, son comunes. Además, el angioedema recurrente, que ocurre en alrededor de 50% de los pacientes con UCE con una preferencia en cara y vía respiratoria alta, a menudo lleva a desfiguración y miedo a presentar sofocación.
Con el fin de entender mejor y evaluar la extensión completa de la carga de la enfermedad relacionada con la urticaria y sus cambios en el curso del tiempo, no es suficiente sólo evaluar la frecuencia y la gravedad de los síntomas. Para este propósito, se requieren herramientas centradas en el paciente y en la enfermedad enfocadas con la CV-RS. Estas herramientas deben preferirse sobre los instrumentos genéricos de la CV-RS, a menos que se quiera una comparación de la urticaria crónica con otros trastornos, ya que por lo general son más extensos y sensibles en la obtención de datos significativos, así como sus cambios en el tiempo
Cuestionario de calidad de vida en urticaria crónica
El cuestionario de calidad de vida en urticaria crónica (CU-Q2oL por sus siglas en inglés) es la primera herramienta específica para la evaluación del deterioro en la calidad de vida relacionada con la salud en pacientes con UCE. Contiene 23 preguntas y tiene un periodo de 2 semanas para volver a aplicarlo. Cada pregunta tiene 5 opciones de respuesta que se califican de 0 a 4. Este cuestionario puede aplicarse como un instrumento índice para la evaluación del deterioro en la calidad de vida relacionada con UCE (puntuación total), pero también puede usarse para examinar el perfil de deterioro al calcular las puntuaciones de su dominio. El puntaje total se genera por la suma de las 23 preguntas y de manera subsecuente el puntaje se transfiere a una escala de 0 a 100 para disminuir la influencia de datos perdidos. Los valores altos indican deterioro en la CV-RS. Las puntuaciones de dominio se calculan de manera similar, con la excepción que el puntaje de cada dominio sólo se considera para ese dominio.
Se encuentran versiones en distintos lenguajes que están validadas. A pesar de que la puntuación total en todas las versiones es comparable y calculada de manera similar, el dominio de calidad de vida puede variar de una versión a otra, por ejemplo, entre la versión italiana y la versión alemana, esto limita la posibilidad de comparaciones o análisis conjuntos de las puntuaciones.
En la publicación original y los estudios de validación subsecuentes, el cuestionario de calidad de vida en urticaria crónica reportó buenos niveles de validez y confiabilidad. Además, un estudio reciente en Corea encontró buena sensibilidad para sugerir y cambiar el cambio mínimo importante a 15 puntos de la puntuación total de este cuestionario. Además, este cuestionario resultó ser más sensible en comparación con otro, mediciones no específicas de la CV-RS, como el índice dermatológico de calidad de vida. El cuestionario de calidad de vida en urticaria crónica se utilizó en distintos estudios, como estudios farmacológicos aleatorizados.
Las principales limitantes de este cuestionario es que sólo es aplicable en UCE, pero no en UCInd, existe información sobre que las puntuaciones obtenidas que indican el deterioro en la CV-RS leve, moderada o grave se pierden, esto debido al sistema de puntuación relativamente complicado, este cuestionario no está diseñado de manera ideal para el manejo rutinario del paciente y las preguntas de este cuestionario no están adaptadas para pacientes con UCE en los que predomina el angioedema. Para esta última limitante se desarrolló el cuestionario de calidad de vida en angioedema (AE-QoL).
Cuestionario de calidad de vida en angioedema
Este cuestionario es la primera medición para valorar la calidad de vida en el angioedema recurrente (AR). Como la puntuación del cuestionario de actividad de angioedema, es aplicable en todos los tipos de AR y tiene un periodo de aplicación entre uno y otro de 4 semanas. Con respecto las características de puntuación y estructura, este cuestionario se relaciona de manera estrecha con el cuestionario de calidad de vida en urticaria. Consiste en 17 preguntas con 5 opciones de respuesta, cada una con puntuación de 0 a 4 puntos.
En la publicación original sobre el desarrollo y validación de este cuestionario, se encontró que tiene una estructura dimensional con buenos niveles de consistencia para una puntuación total válida. Las puntuaciones de las respuestas se suman como un total pero también se agrupan puntuaciones en 4 distintos dominios (funcionalidad, fatiga/carácter, miedo/vergüenza, comida), los cuales se exponen en estalas de 0 a 100. En consecuencia, este cuestionario puede servir como un índice o un instrumento de perfil para el AR relacionado con el deterioro de la calidad de vida. Además de la publicación original, en un estudio reciente, los autores confirmaron la validez de este cuestionario: ellos encontraron que la puntuación total tiene una buena correlación con la frecuencia de las crisis de angioedema, esto es, mayor en pacientes con frecuencia alta de crisis. Además, los autores probaron la sensibilidad para determinar el cambio mínimo importante con 6 puntos.
A pesar de una sola publicación en 2012, el cuestionario de calidad de vida relacionado con angioedema está disponible en distintos lenguajes y se aplicó en distintos estudios controlados aleatorizados en UCE y angioedema hereditario con buenos resultados.
Las principales limitantes para este cuestionario son comparables con las que presenta el cuestionario de calidad de vida en urticaria crónica: (1) tiene un sistema de puntuación relativamente complicado, lo que puede dificultar su aplicación en el manejo de rutina del paciente; (2) en pacientes con UCE o UCInd con ronchas y angioedema, sólo provee una imagen del componente de deterioro de la CV-RS relacionado con angioedema, y (3) no da resultados confiables en pacientes con UCE que confunden ronchas con angioedema.
Además del cuestionario de calidad de vida en urticaria crónica y angioedema recurrente, existe una herramienta disponible para evaluar la calidad de vida relacionada con prurito crónico. Este instrumento es de particular interés en médicos e investigadores que se quieren enfocar de manera específica en el prurito y su impacto.
RESUMEN
El uso de mediciones clínicas estandarizadas, validadas y confiables es un componente importante del cuidado moderno centrado en el paciente. Además, la disponibilidad de estas mediciones es esencial para la calidad y el desarrollo de estudios clínicos.
En los últimos años, distintas mediciones clínicas nuevas y bien desarrolladas están disponibles para UCE y UCInd, estos es, instrumentos para determinar la actividad de la enfermedad, el control de la enfermedad, y el deterioro en la CV-RS, así como dispositivos para medir el umbral del disparador clínico. Estas mediciones mejoran de manera importante el entendimiento, el abordaje y la evaluación de estas enfermedades. Algunas incluso llegaron a ser abordables por estudios por primera vez.
En el manejo rutinario del paciente, las mediciones clínicas previamente mencionadas pueden ayudar en decisiones sobre tratamiento, tener mejor idea sobre el impacto de la enfermedad en el paciente, mejorar, facilitar y estandarizar la documentación cada vez más importante. Además, las mediciones clínicas pueden ayudar a determinar los cambios en la enfermedad del paciente en el curso del tiempo. Esto es en particular relevante en tiempos de recursos limitados y los costos altos de las opciones de tratamiento actuales, lo que requiere una decisión cuidadosa para el mejor tratamiento con enfoque individual.
Las mediciones clínicas descritas en este estudio ya probaron su alto valor en el cuidado diario del paciente y estudios clínicos. La mayoría de estas son autoexplicadas, fáciles de administrar, y simples de calificar y evaluar. Si están integradas a la práctica diaria, pueden ayudar para mejorar el tiempo de evaluación y a mejorar la comunicación con pacientes ya que una parte importante de la documentación requerida se hace por los pacientes, que son el centro de nuestro esfuerzo.




Centro Regional de Alergia e Inmunología Clínica CRAIC, Hospital Universitario “Dr. José Eleuterio González” UANL, Monterrey, México

Dra. Med. Sandra Nora González Díaz         Jefe y Profesor
Dr. José Antonio Buenfil López                    Profesor
Dr. Octavio Mancilla Ávila                           Residente 1er Año
Dra. Alejandra Macías Weinmann                Profesor

No hay comentarios:

Publicar un comentario