Ir al contenido principal

Estudio clínico del asma basado en una app hecha con el ResearchKit

Un nuevo estudio de observación clínica publicado hoy por Nature Biotechnology (a través de The Verge) incluye los hallazgos de una prueba de asma basada en el framework del  ResearchKit de Apple.

Ashtma health app se basa en una app de iPhone para recoger voluntariamente la información, y el estudio publicado muestra que tal enfoque puede producir resultados.
“Hemos logrado un flujo de datos bidireccional seguro entre los investigadores y 7,593 participantes de todo Estados Unidos, incluyendo muchos con asma grave. Nuestra plataforma permitió la recopilación prospectiva de datos longitudinales y multidimensionales (por ejemplo, encuestas, dispositivos, geolocalización y calidad del aire) en un subconjunto de usuarios durante el período de estudio de 6 meses. Las tendencias consistentes y la correlación de variables interrelacionadas apoyan la calidad de los datos obtenidos mediante este método”
Estudio completo aquí
Apple, que pretende revolucionar la tecnología y el estudio en el campo de la medicina a través de su ResearchKit, estamos viendo cómo posiblemente el nuevo iPhone disponga de una nueva pantalla que amplíe las capacidades de este framework dedicado a los estudios médicos.
Además, Apple ofrece de manera gratuita el framework ResearchKit.
Especificamente, el estudio detalla “las vías de selección, las bajas tasas de retención, las vías de notificación y la seguridad de los datos” como problemas y retos que requieren atención antes de que la tecnología como ResearchKit pueda desplegarse a mayor escala.
Sin embargo, la exactitud de los datos demuestra que en el caso del estudio clínico del asma específicamente, el acercamiento basado en la app del iPhone tiene gran valor y vale la pena invertir en ello.
Con esto, podríamos decir que posiblemente la app Salud de nuestros Apple Watch nos estén ofreciendo también datos acertados.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Guarda tu dinero: los tests de intolerancias alimentarias no tienen respaldo científico

En el mundo de la alimentación y el sector de lo saludable, a veces no es fácil distinguir qué cosas tienen una base científica sólida y qué cosas no la tienen y por tanto suponen un gasto innecesario. 

Un ejemplo son los tests de intolerancias alimentarias, muy de moda en clínicas privadas, centros de estética e incluso farmacias: pruebas que, por un módico precio, nos dicen supuestamente qué alimentos no nos sientan bien a cada uno y nos ayudan, en teoría, a comer mejor para encontrarnos mejor. Pero la verdad es que la mayoría de estas pruebas no tienen una base científica, y en muchos casos se mezclan las intolerancias y las alergias en un batiburrillo difícil de sostener en evidencias. Para que sepas exactamente en qué te estás gastando el dinero, te explicamos en qué consisten estas pruebas y por qué es mejor que guardes tu dinero para otra cosa.

Guías de manejo para dermatitis atópica

Enfoque práctico para manejo de dermatitis atópica por pediatras y generalistas

























Autor: Lawrence F. Eichenfield, MDa, Mark Boguniewicz, MDb, Eric L. Simpson, MDc, John J. Russell, MDd, Julie K. Block, BAe, Steven R. Feldman, MD, PhDf,g, Adele R. Clark, PA-Cf, Susan Tofte, BSN, MS, FNP-Ch Fuente: Pediatrics. 2015 Sep;136(3):554-65. doi: 10.1542/peds.2014-3678. Epub 2015 Aug 3.  Se estima que en  2009 -2011, la dermatitis atópica (DA) afectó al 12,5% de los niños (0-17 años de edad) en los Estados Unidos, con un aumento de poco más de 5% desde 1997 hasta 1999. 1Entre estos pacientes, la gran mayoría (~67%) presentaron 2enfermedad  leve y como tal pudo ser manejada adecuadamente por el pediatra u otros prestadores de atención primaria (PAP)/ médico de cabecera. Sin embargo, la mayoría de los pediatras derivan incluso a sus pacientes con patología leve a los dermatólogos (~ 85%) y proporcionan una atención inicial única y limitada (81%).

Unas 3,6 millones de personas mueren por Epoc y asma en todo el mundo

Así se extrae de un informe publicado recientemente en una revista científica internacional. Ambas enfermedades son crónicas, pero controlables.
Unas 3,2 millones de personas en el mundo muere a causa de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), consecuencia generalmente del tabaquismo y de la contaminación ambiental. En tanto, otra enfermedad pulmonar, el asma,  es responsable de unos 400.000 decesos.
Así se extrae de uninformepublicado el miércoles 16 de agosto en la revista científica internacional The Lancet Respiratory Mediciney cuyo autor principal es Theo Vos, profesor en la Universidad de Washington, Seattle, Estados Unidos.