martes, 27 de diciembre de 2016

Argentina: Estiman que hay unas 20 muertes por año en el país por picaduras de insectos


Desde las áreas de salud alertaron sobre el crecimiento en el índice de las personas alérgicas.  Se supo a nivel nacional que las picaduras de abejas y avispas causan entre diez y veinte muertes cada año por la reacción alérgica al veneno que transmiten estos insectos . Tal fue el caso de una nena de 5 años que murió en Jáchal producto de la picada de una abeja.

Estiman que hay unas 20 muertes por año en el país por picaduras de insectos


Las alergias a las picaduras de las abejas, y en general de los himenópteros no es tan habitual como para alarmarse, ya que casi todo el mundo ha padecido alguna vez la picadura de una avispa o de una abeja, sobre todo durante los meses estivales, sin producir una reacción alérgica a las proteínas del veneno que inocula el insecto, y que en casos extremos puede provocar la muerte. Este tipo de alergia se desconoce entre la población e incluso, como aseguran los expertos, por algunos profesionales de la Medicina. Las picaduras de abejas suelen producirse en verano cuando los insectos multiplican su actividad y acuden atraídos por el olor y los colores fuertes, así como la presencia de agua. La reacción más común de las personas a las picaduras es una reacción local, que se considera normal con enrojecimiento, dolor, picor e inflamación, pero hay quienes presentan reacciones que requieren atención urgente como mareo, urticaria, hipotensión, broncoespasmo, debilidad e incluso pérdida de consciencia. Estos síntomas indican que se ha desarrollado alergia a los componentes del veneno de los insectos, una alergia que puede ser de mayor o menor grado y puede llevar incluso a la muerte.

Alergia en aumento

Los insectos que provocan la alergia son dos especies bien conocidas: las avispas y las abejas. Los himenópteros son un grupo dentro de los artrópodos insectos, caracterizados por poseer alas membranosas. Las avispas tienen el aguijón liso, por lo que pueden picar más de una vez. La mayoría de sus picaduras se producen en verano y hasta finales de otoño. Los géneros más importantes según explican los alergólogos son la vespula, que predomina en el campo, y la polistes, la especie más abundante, con hábitat rural o urbano. Las abejas son más evolucionadas, y su aguijón presenta unos dientes que impiden su salida una vez clavado. La mayor incidencia de picaduras de abejas se da desde primavera hasta finales de otoño. Las picaduras de abejas y avispas se producen cuando se realizan actividades al aire libre, deporte y jardinería, o acuden a piscinas o trabajan en el campo. Pero tanto abejas como avispas sólo pican como defensa. Esto podría explicar, que los alérgicos a las abejas suelan ser trabajadores relacionados con el mundo de la apicultura ya que las picaduras sensibilizan para posteriores picaduras pues el veneno es un potente sensibilizante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Arranca en Madrid “La Verdad Increíble”, una campaña itinerante de la AAUC en colaboración con Novartis que pretende informar y concienciar a la sociedad sobre la afectación de la urticaria crónica (UC)

El objetivo de la campaña es informar a la población general sobre la UC: qué es, cómo se manifiesta, cuáles son sus tipos y sensibilizar so...