Ir al contenido principal

El 'big data' desentraña los secretos del asma grave

Una treintena de hospitales pondrán sus historias clínicas en manos de la inteligencia artificial buscando correlaciones

Mucho se habla de la revolución que va a suponer el big data en la Medicina, siempre en un futuro más o menos cercano. Sin embargo, como se empeña en resaltar Ignacio Hernández Medrano, neurólogo y subdirector del Instituto de Investigación del Ramón y Cajal, esa revolución está siendo ya.

Medrano ha sido el protagonista de la última sesión ‘Be neumo, be you’ celebrada en el Hospital de La Princesa, y ha señalado a Neumología como “la especialidad con mayor arraigo en el big data en España. Ya estáis haciendo big data en EPOC”.
Ignacio Hernández Medrano.

La afección no es la única que se está beneficiando del trabajo con información masiva. Medrano ha anunciado que han comenzado a trabajar con una treintena de hospitales españoles para aplicar su herramienta Savana al 
estudio del asma grave.



Este robot procesa las historias clínicas en busca de correlaciones no constatadas hasta el momento. Con ayuda de especialistas, Savana buscará estas correlaciones en puntos todavía no desentrañados en los criterios del asma grave.

El neurólogo ha apuntado que “no hay nada que haya creado el ser humano que produzca tantos datos como un hospital” y que llegará el momento en que el no aplicar la inteligencia artificial en las decisiones clínicas será considerado “mala praxis”.

Más información de la que se puede absorber

Savana es un proyecto del equipo de Medrano para dar soporte a la decisión en consulta y surge de la constatación de la cantidad y complejidad del conocimiento médico. “Para 2020, la información de una sola especialidad será 200 veces mayor que lo que una mente humana puede absorber”.

Las expectativas sobre el big data abren una serie de sospechas que deben solventarse, y este experto aboga por abrir el debate sobre los datos genómicos porque, si no, “se los va a quedar Google, una empresa privada”.

Ya no se trata de adelantarse al futuro. Se trata de una herramienta de aplicación inmediata, lo entendamos o no. Cuanto antes se resuelvan las dudas que genera su funcionamiento, se podrá usar con mayor confianza.


Fuente: 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Guarda tu dinero: los tests de intolerancias alimentarias no tienen respaldo científico

En el mundo de la alimentación y el sector de lo saludable, a veces no es fácil distinguir qué cosas tienen una base científica sólida y qué cosas no la tienen y por tanto suponen un gasto innecesario. 

Un ejemplo son los tests de intolerancias alimentarias, muy de moda en clínicas privadas, centros de estética e incluso farmacias: pruebas que, por un módico precio, nos dicen supuestamente qué alimentos no nos sientan bien a cada uno y nos ayudan, en teoría, a comer mejor para encontrarnos mejor. Pero la verdad es que la mayoría de estas pruebas no tienen una base científica, y en muchos casos se mezclan las intolerancias y las alergias en un batiburrillo difícil de sostener en evidencias. Para que sepas exactamente en qué te estás gastando el dinero, te explicamos en qué consisten estas pruebas y por qué es mejor que guardes tu dinero para otra cosa.

Guías de manejo para dermatitis atópica

Enfoque práctico para manejo de dermatitis atópica por pediatras y generalistas

























Autor: Lawrence F. Eichenfield, MDa, Mark Boguniewicz, MDb, Eric L. Simpson, MDc, John J. Russell, MDd, Julie K. Block, BAe, Steven R. Feldman, MD, PhDf,g, Adele R. Clark, PA-Cf, Susan Tofte, BSN, MS, FNP-Ch Fuente: Pediatrics. 2015 Sep;136(3):554-65. doi: 10.1542/peds.2014-3678. Epub 2015 Aug 3.  Se estima que en  2009 -2011, la dermatitis atópica (DA) afectó al 12,5% de los niños (0-17 años de edad) en los Estados Unidos, con un aumento de poco más de 5% desde 1997 hasta 1999. 1Entre estos pacientes, la gran mayoría (~67%) presentaron 2enfermedad  leve y como tal pudo ser manejada adecuadamente por el pediatra u otros prestadores de atención primaria (PAP)/ médico de cabecera. Sin embargo, la mayoría de los pediatras derivan incluso a sus pacientes con patología leve a los dermatólogos (~ 85%) y proporcionan una atención inicial única y limitada (81%).

Unas 3,6 millones de personas mueren por Epoc y asma en todo el mundo

Así se extrae de un informe publicado recientemente en una revista científica internacional. Ambas enfermedades son crónicas, pero controlables.
Unas 3,2 millones de personas en el mundo muere a causa de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), consecuencia generalmente del tabaquismo y de la contaminación ambiental. En tanto, otra enfermedad pulmonar, el asma,  es responsable de unos 400.000 decesos.
Así se extrae de uninformepublicado el miércoles 16 de agosto en la revista científica internacional The Lancet Respiratory Mediciney cuyo autor principal es Theo Vos, profesor en la Universidad de Washington, Seattle, Estados Unidos.