Ir al contenido principal

Expertos amplían estudio sobre contaminación y males respiratorios

Tras un análisis, el Comité Científico Técnico de Vigilancia sobre Contaminación Atmosférica de la Ciudad de México encontró una asociación significativa de las infecciones respiratorias agudas y asma con partículas y ozono.
Además, destacó la efectividad del sistema de las ocho Unidades Hospitalarias Centinela de la Ciudad de México en el monitoreo de padecimientos relacionados con la contaminación atmosférica. En la primera Sesión Ordinaria del Comité, el secretario de Salud local, Román Rosales Avilés, en su calidad de vicepresidente, destacó el importante avance en acciones realizadas desde su instalación en abril de 2016, sobre la contaminación del aire, recomendaciones por contingencias y el primer estudio que tiene como objetivo prevenir y evaluar el impacto en la salud de la población. En compañía del director de la Agencia de Protección Sanitaria y secretario Técnico del Comité, José Jesús Trujillo, Rosales Avilés se refirió a los trabajos y criterios para identificar y analizar las afectaciones y las medidas preventivas que se deberán tomar ante la exposición a los contaminantes, así como las estrategias de acciones para coadyuvar a disminuir riesgos en la salud. Entre los puntos relevantes, destacó la presentación del estudio que hizo el Grupo de Trabajo Investigación, que se refiere a la evaluación de la asociación entre los ingresos de urgencia en los hospitales Centinela, el General Enrique Cabrera, Balbuena, Gregorio Salas, Iztapalapa; los pediátricos Azcapotzalco, Villa, Tacubaya y Unidad Médica del Reclusorio Oriente, con el Ozono y Particular PM2.5 y PM10 durante el periodo de abril de 2016 a abril de 2017. Al respecto, la investigadora del Departamento Toxicológico del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) Andrea de Vizcaya y el doctor Horacio Rioja, del Instituto Nacional de Salud Pública, indicaron que el objetivo es ver el impacto de estos contaminantes en enfermedades como Infecciones Respiratorias Agudas, Asma, Hipertensión y Conjuntivitis, además de ver posibles efectos en otros problemas. Los integrantes del Grupo de Trabajo reconocieron el valor de la base de datos de las Unidades Centinela de la dependencia capitalina, toda vez que ha sido de mucha utilidad para el análisis. Además, se ha podido lograr el acoplamiento de datos de Sistema de Monitoreo Atmosférico de la Secretaría del Medio Ambiente con una estimación de valores de asociación estadísticamente significativos para la evaluación de los padecimientos con partículas y el ozono, sobre todo las infecciones respiratorias y el asma. Mediante una exposición gráfica, mostraron el comportamiento de las infecciones respiratorias agudas, junto con las partículas contaminantes, de como cuando los niveles de concentración se elevan, por ejemplo, en diciembre y enero, aumentan el número de casos de urgencias en los hospitales en estudio. En cuanto al asma, encontraron una variación estacional similar entre las partículas y los ingresos por crisis asmática, pero con un número menor de casos. Con el ozono se mantiene la misma relación para infecciones respiratorias, y no para el caso de asma donde es menos la relación, ya que parece ser tiene más que ver con las partículas, indicó Horacio Rioja. Dijo que en el análisis de estos contaminantes no sucede lo mismo cuando utilizan otros indicadores como la hipertensión y conjuntivitis, en donde no se ve una clara asociación que indique crisis de eventos cuando aumentan los contaminantes, pero siguen las evaluaciones. Con esta descripción, insistió, es muy significativo el trabajo de la Secretaría de Salud capitalina, porque es la única institución en recopilar datos diarios, que es “básico para construir un sistema de vigilancia de efectos agudos en la salud relacionados con los contaminantes”. A propuesta del Grupo de Investigación, los representantes, vocales del Comité Científico e instituciones académicas y de salud que participan en el Comité Científico, José Jesús Trujillo acordó ampliar el periodo de estudio para abril del 2018, a fin de que de que se puedan recabar más resultados.

Fuente: https://www.20minutos.com.mx/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Guarda tu dinero: los tests de intolerancias alimentarias no tienen respaldo científico

En el mundo de la alimentación y el sector de lo saludable, a veces no es fácil distinguir qué cosas tienen una base científica sólida y qué cosas no la tienen y por tanto suponen un gasto innecesario. 

Un ejemplo son los tests de intolerancias alimentarias, muy de moda en clínicas privadas, centros de estética e incluso farmacias: pruebas que, por un módico precio, nos dicen supuestamente qué alimentos no nos sientan bien a cada uno y nos ayudan, en teoría, a comer mejor para encontrarnos mejor. Pero la verdad es que la mayoría de estas pruebas no tienen una base científica, y en muchos casos se mezclan las intolerancias y las alergias en un batiburrillo difícil de sostener en evidencias. Para que sepas exactamente en qué te estás gastando el dinero, te explicamos en qué consisten estas pruebas y por qué es mejor que guardes tu dinero para otra cosa.

Guías de manejo para dermatitis atópica

Enfoque práctico para manejo de dermatitis atópica por pediatras y generalistas

























Autor: Lawrence F. Eichenfield, MDa, Mark Boguniewicz, MDb, Eric L. Simpson, MDc, John J. Russell, MDd, Julie K. Block, BAe, Steven R. Feldman, MD, PhDf,g, Adele R. Clark, PA-Cf, Susan Tofte, BSN, MS, FNP-Ch Fuente: Pediatrics. 2015 Sep;136(3):554-65. doi: 10.1542/peds.2014-3678. Epub 2015 Aug 3.  Se estima que en  2009 -2011, la dermatitis atópica (DA) afectó al 12,5% de los niños (0-17 años de edad) en los Estados Unidos, con un aumento de poco más de 5% desde 1997 hasta 1999. 1Entre estos pacientes, la gran mayoría (~67%) presentaron 2enfermedad  leve y como tal pudo ser manejada adecuadamente por el pediatra u otros prestadores de atención primaria (PAP)/ médico de cabecera. Sin embargo, la mayoría de los pediatras derivan incluso a sus pacientes con patología leve a los dermatólogos (~ 85%) y proporcionan una atención inicial única y limitada (81%).

Unas 3,6 millones de personas mueren por Epoc y asma en todo el mundo

Así se extrae de un informe publicado recientemente en una revista científica internacional. Ambas enfermedades son crónicas, pero controlables.
Unas 3,2 millones de personas en el mundo muere a causa de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), consecuencia generalmente del tabaquismo y de la contaminación ambiental. En tanto, otra enfermedad pulmonar, el asma,  es responsable de unos 400.000 decesos.
Así se extrae de uninformepublicado el miércoles 16 de agosto en la revista científica internacional The Lancet Respiratory Mediciney cuyo autor principal es Theo Vos, profesor en la Universidad de Washington, Seattle, Estados Unidos.