sábado, 12 de noviembre de 2016

Con frecuencia, una afección de la piel se diagnostica mal como un problema bacteriano

La celulitis mal diagnosticada conduce al uso de antibióticos y a hospitalizaciones sin que esto sea necesario

Un mal diagnóstico de una afección bacteriana de la piel, la celulitis, conduce a un uso de antibióticos y a hospitalizaciones de forma innecesaria, señala un nuevo estudio.
Alrededor de un tercio de las personas diagnosticadas con celulitis en realidad no sufren de la afección, encontraron investigadores del Hospital Brigham and Women's, en Boston.

Los investigadores observaron un periodo de 30 meses y examinaron los expedientes de 259 personas hospitalizadas por celulitis de las extremidades inferiores en el departamento de emergencias de un hospital.
Pero 79 de los pacientes no tenían celulitis. Casi un 85 por ciento no necesitaban hospitalización, y un 92 por ciento no necesitaban los antibióticos que recibieron, señalaron los investigadores.
Al observar cómo sus hallazgos podrían reflejar al país en general, los investigadores estimaron que la afección de la piel mal diagnosticada conduce a unas 130,000 hospitalizaciones innecesarias. El problema podría provocar hasta 515 millones de dólares en gastos médicos innecesarios al año, dijeron los investigadores.
Además, los investigadores estimaron que los antibióticos y hospitalizaciones innecesarios podrían en realidad conducir a miles de infecciones, que pueden resultar letales.
El problema de diagnosticar la celulitis es que los pacientes podrían en realidad sufrir de una afección llamada pseudocelulitis.
"Imita las señales y los síntomas de celulitis, lo que hace que el diagnóstico sea difícil, sobre todo dado que no hay estudios de laboratorio o imágenes para diferenciar entre ambas de forma fiable", comentó el un comunicado de prensa del Hospital Brigham and Women's el Dr. Arash Mostaghimi, director del servicio de consultas de dermatología de pacientes internos del hospital.
Mostaghimi sugirió que hacerse una consulta de dermatología antes de la admisión al hospital podría ayudar a reducir la cantidad de casos mal diagnosticados.
Según los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de EE. UU., la celulitis es una infección de la piel y de los tejidos profundos subyacentes. La causa más común son los estreptococos del grupo A. Las bacterias entran al cuerpo cuando uno se lesiona, por ejemplo un moretón, quemadura, incisión quirúrgica o herida.
Los síntomas incluyen fiebre y escalofríos; glándulas o nódulos linfáticos inflamados; y un sarpullido con piel adolorida, enrojecida y sensible, según los NIH.
El estudio aparece en la edición del 2 de noviembre de la revista JAMA Dermatology.

Costs and Consequences Associated With Misdiagnosed Lower Extremity Cellulitis

Abstract Full Text
JAMA Dermatol. Published online November 2, 2016. doi:10.1001/jamadermatol.2016.3816

This cross-sectional study examines the rate of misdiagnosed lower extremity cellulitis in patients admitted to the hospital from the emergency department and projects national estimates of associated health care costs.

Fuente: Brigham and Women's Hospital, press release, Nov. 2, 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Rinitis alérgica: la importancia del diagnóstico precoz

La Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica alertó sobre el aumento de esta enfermedad en el país. De acuerdo a las estadístic...