lunes, 15 de diciembre de 2014

Los plásticos como los ftalatos provocan asma infantil según un equipo científico de la Universidad de Columbia

Hace varios años, el investigador de la Universidad de Columbia Robin Whyatt y su equipo de la Escuela Mailman de Salud Pública descubrieron que los niños del centro de la ciudad de Nueva York registraban algunas de las tasas de asma más altas del mundo. Casi un cuarto de los niños neoyorquinos tiene asma y los científicos se pusieron manos a la obra para identificar cuáles son los factores ambientales que contribuyen a esas altas tasas y comenzaron a trabajar con una muestra de 300 mujeres, embarazadas por entonces, para estudiar a sus hijos desde el vientre materno hasta la infancia tardía.

Los resultados de esas investigaciones se han publicado regularmente desde entonces, vinculando varios problemas respiratorios y neurológicos de los niños a diversas toxinas ambientales, como la exposición a los ftalatos - ligantes químicos que se encuentran comúnmente en muchos productos de limpieza, de cuidado personal y en envases de alimentos -, así como insecticidas y residuos de plaguicidas.
El pasado miércoles, Whyatt y compañía dieron a conocer un estudio que, por primera vez, traza los efectos de la exposición a los ftalatos en los niños desde el feto hasta la edad escolar. Los resultados son bastante sorprendentes: los niños que estuvieron expuestos a altas concentraciones de ftalatos en el útero eran 70% más propensos a desarrollar asma entre los cinco y los doce años.
Además de las obvias implicaciones que esta investigación tiene para la salud pública, y en vista que los estudios que relacionan los ftalatos a los problemas de salud siguen creciendo, las empresas se encuentran en situación de vulnerabilidad ante posibles reacciones de los consumidores,cambios normativos o ambos. Los reguladores estadounidenses han tardado en actuar sobre los ftalatos, pero los han prohibido en los productos relacionados con la infancia, mientras que la Unión Europea ha prohibido su uso en una gran variedad de productos de consumo.
Empresas como Estee Lauder, que tienen una sola cadena de suministro para los Estados Unidos y operaciones en la UE, comenzó la eliminación gradual ftalatos cuando las prohibiciones de la UE entraron en vigor hace ya varios años. Cuando los consumidores empiecen a demandar productos libres de ftalatos, sin embargo, todas las empresas de productos de consumo deberán hacer frente a esa demanda, con lo que muchos ya se están preparando.
"A través de estos ciclos, los químicos demostramos que un producto es nocivo y ese producto se elimina progresivamente, pero pronto aparece otro igualmente nocivo", explica el químico Bruce Akers, que trabaja con varias empresas de cosméticos. "Hace diez o quince años fueron los parabenos y ahora parecen ser los ftalatos."
Las madres que participaron en el estudio de Whyatt estuvieron en contacto con estos ftalatos a través de PVC, envasado de alimentos y productos de cuidado personal. Las concentraciones de ftalatos observados en el grupo de estudio fueron similares a los observados en la población general, pero Whyatt dichas concentraciones variaron notablemente en el grupo de estudio, registrando un promedio de ocho a trece veces más alta entre las mujeres cuyos niños eventualmente desarrollaron asma, lo que hace necesario proseguir con la investigación.

Asthma in Inner-City Children at 5–11 Years of Age and Prenatal Exposure to Phthalates: The Columbia Center for Children’s Environmental Health Cohort

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Especialistas de angioedema hereditario presentaron las innovaciones de la enfermedad en el XXXI Congreso SEAIC

El AEH es un trastorno genético raro que afecta a una de entre cada 10.000 a 50.000 personas en todo el mundo y que se caracteriza por cr...